¿De dónde proviene la expresión Final Feliz en algunas temáticas?

¿De dónde proviene la expresión Final Feliz en algunas temáticas?

Es común oír hablar de un “final feliz” cuando estamos hablando de temas referidos al sexo. Sin embargo, es probable que muchos no sepan a qué se refiere exactamente esta expresión encubierta.

¿De qué hablamos cuando hablamos de un masaje con “final feliz”?

Muchas veces hemos tenido la posibilidad de escuchar esta expresión, pero  probablemente en contextos muy distintos al de la intimidad.

Por ejemplo, se dice que hay muchas películas que tienen un  “final feliz”, haciendo referencia a los típicas películas de Hollywood donde el chico se queda con la chica y todos contentos.

Sin embargo, nada más alejado de esta ingenua imagen de cuento de hadas son los “finales felices” que se experimentan en relación a lo sexual.

paja con final feliz

Dado que el sexo es socialmente considerado un tabú (en otras palabras, algo prohibido que no se puede nombrar abiertamente), muchas veces se utilizan algunos eufemismos como estos para hacer referencia a las relaciones sexuales de todo tipo.

En el presente artículo abordaremos la expresión “final feliz” donde más se utiliza: en el ámbito de los masajes.

Como adelantamos en párrafos anteriores, donde más frecuentemente se utiliza esta expresión es en el ámbito de los masajes. Es por ello que a continuación vamos a descubrir un poco más qué se espera de este tipo de práctica.

¿Dónde se utiliza la expresión final feliz?

Aparte de en el ámbito de los masajes, también se utiliza en otros ámbitos de carácter sexual como las escorts o el sexo telefónico. Por ejemplo, una paja por telefono es una forma desestresante de llegar a un final feliz y muchas veces al llamar a este tipo de servicios se busca este tipo de expresión para que la conversación tome otro tono.

¿Cómo se logra un buen masaje con “final feliz”?

En muchos casos, los carteles donde se publicitan “masajes con final feliz” son maneras de decirle a los “clientes” que quienes realizan los masajes no son en realidad profesionales de la salud sino mujeres que ejercen la prostitución y velan con este eufemismo el ofrecimiento de sus servicios, muchas veces para burlar los controles que reglamentan o bien prohíben (de acuerdo el país) esta práctica.

Sin embargo, también es posible experimentar “masajes con final feliz” en la intimidad con nuestra pareja o compañero sexual ocasional.

Si quieres agasajar a tu pareja con algo novedoso y sorprendente, o bien si quieras renovar o reafirmar las técnicas de masaje sexual que ya realizas habitualmente, aquí te dejamos una serie de consejos y recomendaciones que harán que tus noches sean cada vez más sensuales y llenas de placer.

Por otro lado, en este apartado nos encargaremos de explicitar las similitudes, pero sobre todo, las diferencias, entre el “masaje erótico” y el “masaje con final feliz”, para no confundirse y, por qué no, para no generarse a uno mismo y al otro falsas expectativas en relación a lo que pretendemos ofrecerle.

En muchas ocasiones, el masaje erótico propiamente dicho puede resultar una práctica placentera en sí misma, donde se estimule al otro hasta puntos insospechados y, en este sentido, hay que diferenciarlo del masaje con “final feliz”.

Pasos a seguir para un buen final feliz

En el primero, lo importante, para que no se convierta en una previa del sexo, es la sutileza, el frotamiento sin penetración, ni sexo oral, ni besos en la boca. Para el masaje erótico debe estar todo previamente organizado, es decir, ambientado, lo cual no implica que no deba dejarse lugar a la fluidez, sino todo lo contrario.

Sin embargo, aromatizar, iluminar y musicalizar adecuadamente el ambiente donde tendrá lugar el masaje es un paso esencial para que sea exitoso. Por otro lado, si tenemos uno o varios espejos en casa, el masaje erótico es un buen momento para despolvarlos y darles uso, ya que potencian los estímulos visuales.

Por último, cuando se entra “en escena” y se comienza el masaje propiamente dicho, es importante no olvidar tener siempre una actitud de juego pero que, a su vez,  nosotros (quienes “actuamos” como masajistas en ese momento) irradiemos sensualidad y seguridad en cada paso que demos.

Es sumamente importante, además, que el disfrute y el placer sean mutuos ya que de nada sirve hacerlo si no tienes deseo de ello.

final feliz chica

Una de las técnicas que no falla, por otro lado, es utilizar la boca para soplar o bien apoyarla en la espalda del otro o en cualquier parte de su cuerpo: sentir los labios y el aliento del otro combina temperaturas y es muy sensual.

Sin embargo, tal vez lo más infalible a la hora de dar un masaje erótico es el uso de plumas, frotarlas muy suavemente por el cuerpo del otro provoca para éste gran placer. Es necesario siempre tratar el cuerpo del otro como una seda o una obra de arte a construir, es decir, con suavidad pero con decisión e intención.

En lo que a masaje con “final feliz” se refiere, por su parte, si bien utiliza todas las técnicas anteriormente descritas para el masaje erótico, se diferencia del mismo porque es considerado una acción preliminar para “calentar motores” antes de llegar a consumar la relación sexual.

¿Qué hay más allá del final feliz?

Cabe destacar que esta consumación puede ser de cualquier tipo, es decir, que se llama “final feliz” tanto al sexo anal, como oral o vaginal.

Gracias a este artículo pudimos evacuar una duda muy común: a qué nos referimos cuando hablamos de “final feliz” en relación a temáticas sexuales. Además, como es frecuente utilizar esta expresión en torno a los masajes, abordamos a éstos últimos en profundidad.

Ahora que sabes la diferencia ¿Qué prefieres?, ¿Un masaje erótico propiamente dicho o un masaje con “final feliz”? Dicho de otro modo, ¿Prefieres un estímulo que te deje con las ganas o prefieres que el masaje sea una práctica preliminar al sexo, en cualquiera de sus formas?

Sea lo que sea que prefieras, es importante que ambos (compañeros sexuales o pareja) estén de acuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *