Conoce las ventajas y beneficios de las fundas nórdicas

Las fundas nórdicas consisten en una pieza cerrada con forma de sobre, la cual se encuentra elaborada con el mismo tejido con el que están fabricadas las sábanas y donde se introduce el relleno nórdico, que puede ser tanto como de fibra sintética como de pluma.

Las fundas nórdicas son ideales para el frío del invierno

Por lo general, la almohada y la bajera se confeccionan a juego, de modo que sobre la cama únicamente se coloque una prenda y además de abrigar, funciona como sábana.

El origen de esta prenda tiene lugar en países ubicados al norte de Europa (Suecia, Dinamarca o Noruega) durante el siglo XVIII. Dichos países se caracterizan por ser lugares muy fríos, donde sus habitantes para lograr dormir, tuvieron la necesidad de abrigarse con sacos de tela de algodón los cuales estaban rellenos de pluma de pato y sellados con algún tipo de cera.

Gracias al relleno de plumas, no solo conseguían combatir el frío, sino también la humedad.

A mitad del siglo XX, el uso de estos sacos fue extendiéndose hacia otros países, como Gran Bretaña, donde comenzaron a reemplazar a las mantas de lana ya que a diferencia de ellas, el saco era más ligero y aportaba mucho más calor del que se podía obtener incluso usando varias mantas.

El uso de fundas nórdicas en España aún es algo relativamente nuevo, por lo que no se encuentra demasiado generalizado y es que a muchos les cuesta dejar de lado la manta, la sábana encimera o el edredón tradicional y comenzar a usar una sola prenda a la hora de dormir. Sin embargo y debido a los grandes beneficios que ofrecen, el uso de las fundas nórdicas dentro de los hogares españoles se hace más frecuente.

Beneficios de las fundas nórdicas

  • Además de ser muy ligeras ofrecen una gran calidez, por lo que es posible moverse con ellas sin perder la comodidad.
  • Suelen tener un precio muy competitivo y únicamente hay que complementarlas con una funda de almohada y una sábana bajera; sin embargo, existen numerosos fabricantes que las ofrecen juntas por lo que su adquisición resulta incluso más económica.
  • Además, durante el verano es posible utilizarlas sin relleno como colcha y es más barato disponer de varias fundas y un solo relleno que muchos.
  • Hacer la cama con una funda nórdica resulta sumamente sencillo, por lo que se puede hacer rápidamente.
  • Las fundas nórdicas poseen una buena transpiración, lo cual resulta muy conveniente no solo para las sábanas y el colchón, sino también para los usuarios.
  • Por lo general, los rellenos de mayor calidad se encuentran elaborados con plumón, el cual es un material con una gran capacidad térmica, aunque no es recomendado para las personas alérgicas; pero para esos casos existen los rellenos de fibra y los sintéticos.
  • Ofrecen la posibilidad de cambiar la decoración de la habitación con solo cambiar de funda, ya que se encuentran disponibles en diversos diseños, colores y estilos. La mayoría de ellas son reversibles, de modo que es posible disponer de dos alternativas de diseño en una misma funda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *