fruit, water, nature

Alimentos mágicos para un embarazo saludable: lo que nadie te ha contado

El embarazo es una etapa maravillosa en la vida de una mujer, pero también conlleva una gran responsabilidad, dado que supone la gestación de un ser humano y todo lo que haga la madre durante este periodo tendrá consecuencias en el futuro de su bebé, especialmente en lo que respecta a la alimentación. Por eso, es crucial conocer qué alimentos son los más beneficiosos para un embarazo saludable, así como aquellos que se deben evitar.  Si quieres saber cómo tener una alimentación saludable durante el embarazo, ¡sigue leyendo! Aquí te lo contamos.

Contents

¿Qué alimentos son saludables estando embarazada?

  • Verduras de hoja verde: Las verduras como la espinaca, la acelga y la col rizada son ricas en ácido fólico, una vitamina esencial para prevenir defectos del tubo neural en el feto. Además, son una excelente fuente de hierro y fibra, que ayudan a mantener niveles de energía adecuados y a prevenir la anemia.
  • Frutas frescas: Las frutas son una fuente natural de vitaminas, minerales y fibra. Opta por variedades como naranjas, mangos, papayas y fresas, que son ricas en vitamina C y antioxidantes, contribuyendo a fortalecer el sistema inmunológico y a favorecer la absorción de hierro.
  • Pescado rico en ácidos grasos omega-3: Los ácidos grasos omega-3, presentes en pescados como el salmón, la trucha y el arenque, son fundamentales para el desarrollo cerebral y visual del bebé. Además, ayudan a reducir el riesgo de parto prematuro y de preeclampsia en la madre.
  • Legumbres y cereales integrales: Las legumbres, como los garbanzos y las lentejas, así como los cereales integrales, como la quinoa y el arroz integral, son excelentes fuentes de proteínas, fibra y ácido fólico. Estos alimentos proporcionan energía sostenida y ayudan a regular el tránsito intestinal.
  • Productos lácteos: La leche, el yogur y el queso son importantes fuentes de calcio, fundamental para el desarrollo óseo del bebé. Opta por versiones bajas en grasa o desnatadas para controlar el aporte calórico.

Consejos para una buena alimentación durante el embarazo

Mantener una dieta sana durante el embarazo no es tan distinto a llevar una alimentación saludable durante otras etapas de la vida. Como siempre, la clave es la variedad y el equilibrio. Procura incluir alimentos de todos los grupos en cada comida para garantizar un aporte nutricional completo.

Por otra parte, realizar pequeñas comidas frecuentes en lugar de grandes manjares siempre será beneficioso. Optando por realizar varias comidas pequeñas a lo largo del día en lugar de pocas comidas abundantes, se puede ayudar a controlar las náuseas matutinas y también a mantener estables los niveles de azúcar en sangre.

Otro factor indispensable para mantener la salud durante el embarazo es la hidratación. Bebe al menos ocho vasos de agua al día para mantenerte hidratada y evita las bebidas azucaradas o con cafeína. Si quieres beber algo distinto, opta por infusiones sin teína o jugos naturales.

Por último, si tu médico lo considera necesario, puedes tomar suplementos vitamínicos para embarazadas para asegurar un aporte adecuado de ácido fólico, hierro, calcio y otras vitaminas y minerales esenciales para el embarazo.

Faceless pregnant female in dress cutting apples with knife to share with husband resting on sofa

¿Qué tipo de alimentos hay que evitar estando embarazada?

Aunque es cierto que hay que seguir una dieta variada, hay algunos tipos de alimentos que es mejor no ingerir durante el embarazo, como los siguientes:

  • Pescados de agua contaminada: Evita el consumo de pescados grandes y grasos, como el pez espada, el atún rojo y el tiburón, que pueden contener altos niveles de mercurio. Opta por pescados más pequeños y bajos en mercurio, como el salmón y las sardinas.
  • Embutidos y carnes crudas o poco cocidas: Los embutidos y las carnes crudas o poco cocidas pueden contener bacterias como la listeria, que pueden causar enfermedades graves durante el embarazo. Asegúrate de cocinar bien la carne y evita los embutidos sin cocinar.
  • Alcohol: El consumo de alcohol durante el embarazo puede causar daños irreversibles al feto, provocando el síndrome de alcoholismo fetal. Por lo tanto, es recomendable evitar por completo el consumo de alcohol durante esta etapa.
  • Alimentos con alto contenido de cafeína: La cafeína atraviesa la placenta y puede afectar el ritmo cardíaco y el sueño del feto. Limita tu consumo de café, té y bebidas energéticas, y opta por versiones descafeinadas cuando sea posible.

Como ves, la alimentación durante el embarazo es clave para garantizar el bienestar tanto de la madre como del bebé. No obstante, es importante destacar que cada embarazo es único, por lo que es importante consultar siempre con un profesional de la salud para recibir recomendaciones personalizadas y asegurar un embarazo saludable y feliz en cada caso.